¿Qué requiere un buen modelo de nivelación fiscal?

Para que un modelo de nivelación pueda dar resultados, se requiere de voluntad solidaria interregional, entendiendo que lo más importante es reducir las enormes desigualdades que pueden existir entre subgobiernos para que puedan dotar a su comunidad de un nivel promedio de bienes. Dichas desigualdades o desequilibrios tienen tres causas (Bosch, 2009)[1].

En lo que debemos enfocarnos es en la eficiencia del gasto (Ávila, 2002). La nivelación puede ayudar a reducir las desigualdades, pero también se requiere de corresponsabilidad fiscal[2]. Es muy importante tomar en cuenta que los cálculos de las capacidades fiscales deben hacerse con base en los ingresos potenciales que se pueden obtener, y no en los realmente recaudados (evitar free riding). Una correcta distribución de responsabilidades debe obedecer a criterios cada vez más técnicos que logren optimizar tanto la recaudación (T) como el gasto (G), todo esto de acuerdo a las características de cada nivel de gobierno para la recaudación[3].

Foto: ilia.cat
Foto: ilia.cat

Un buen sistema de coordinación fiscal requiere de reglas claras, es decir, de un cuerpo normativo que explique con total claridad las funciones de cada nivel de gobierno y sus rezagos: en tal caso, la subvención condicionada seguramente propiciará que el rezago sea atendido, y que así toda la comunidad pueda disfrutar de una oferta de servicios públicos básicos.

Por último, una política de nivelación adicional y que permite dotar de mayores recursos a los subgobierno es la facultad de los últimos de establecer un impuesto voluntario a la venta de bienes y servicios al consumidor final, (IVA, por ejemplo). Diseñado de tal manera que el gobierno central disminuya las participaciones federales que transfiere a los subgobiernos, pero éstos tengan un ingreso final mayor al vigente (Merino; 2000). Por lo que si se genera un sistema fiscal que genere los incentivos adecuados, la nivelación permite disminuir las brechas entre los distintos subgobiernos.

Referencias

  1. Ávila, J. (2002): “Nuevo Federalismo Fiscal”, Política Pública N° 19, recuperado de diciembre del 2002, pp. 1-13.
  2. Blanchard, Olivier, et al. (2012). Macroeconomía. España: Pearson.
  3. Bosch, N. (2009), “El sistema de nivelación fiscal entre las comunidades autónomas”, Revista de Estudios Regionales, Número extraordinario (VIII), Universidades Públicas de Andalucía.
  4. Bosch, N.; Espasa, M. y Costas, E. (2009). Las subvenciones de nivelación fiscal de los gobiernos locales de Europa. Barcelona: Fundación Democracia y Gobierno Local, (Claves del Gobierno Local, II).
  5. Oates, W. (1972). Fiscal Federalism. Recuperado de: https://ideas.repec.org/b/elg/eebook/14708.html
  6. Ostrom, E. (2000). “El gobierno de los bienes comunes”. FCE: México.
  7. Pérez García, F. (2000): “Corresponsabilidad fiscal y nivelación regional”, Papeles de Economía Española, nº 83.
  8. Rezzoagli, L. (2011). Asimetrías regionales y federalismo fiscal. Un enfoque jurídico-financiero-institucional del caso argentino. DAAPGE, 15, 113-131.
  9. Stiglitz, J. (2000). Economics of the Public Sector, 3ª Ed., W. W. Norton, Caps. 22-24.

[1] Son: diferencias en la capacidad fiscal o bases gravables, diferencias en los costos unitarios por la provisión de algún bien o servicio o razones geográficas y/o naturales.

[2] Solamente así se evitará que los gobiernos más ricos no abandonen el pacto federal.

[3] Como pueden ser: la progresividad de un impuesto, la movilidad de su base gravable, la información y su capacidad de generarla, así como que el cobro a usuarios debe hacerlo quien ofrece la canasta de bienes públicos, y para el gasto deben sujetarse a criterios tales como las economías a escala que se puedan presentar, la necesidad de proporcionar bienes y servicios regionalizados o especializados, y las externalidades que estos pueden llegar a generar. Además, basándonos en Oates (1972), y en relación a la descentralización de ciertas funciones, es relativamente aceptado que en la medida en que las preferencias no son homogéneas, será más eficiente que el gobierno que dote de esos bienes o servicios sea el más próximo.

Next ArticleLa Federación intenta castigar a la CDMX reduciendo el Fondo de Capitalidad: Dip. Andrés Atayde