Luis Videgaray: Oportunidades perdidas

Cuando Enrique Peña Nieto llegó a la Presidencia de la República uno de los perfiles más fuertes con los que contaba, o eso nos quisieron hacer creer, fue Luis Videgaray Caso. El hasta ahora ex Secretario de Hacienda forma, o formó, parte del grupo más allegado al presidente, el cual trabajó en las reformas estructurales que han llevado al sexenio peñista a uno de los índices de desaprobación más grandes para un presiente en México.

FOTO: dobletinta.com

Desde luego, los cambios en los gabinetes se han presentado en los últimos sexenios como una vía de depuración cuando las cosas no van muy bien. Usualmente son reacomódos que representan un escarmiento para aquel personaje que no hizo bien su trabajo, o simplemente por la presión que se ejerce por parte del pueblo (al final el gobierno tiene que demostrar que está haciendo algo, para bien o para mal, cuando realmente ha cometido un error) para calmar las voces.

La salida del ahora ex Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso representa un cambio mayor dentro del gabinete del presidente Peña Nieto. Videgaray es un brillante financiero, con estudios de Doctorado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, hecho que demuestra su gran capacidad técnica para el manejo de las finanzas. Además de fungir como mano derecha de Peña Nieto desde su gubernatura en el Estado de México, y que posteriormente lo encaminó a la presidencia siendo su coordinador de campaña, de transición de Gobierno y, posteriormente, el cargo que desempeñó hasta el día de ayer, Secretario de Hacienda.

FOTO: animalpolitico.com

Las cifras económicas y financieras no son alentadoras durante la gestión de Videgaray Caso al frente de la SHCP, una baja tasa de crecimiento, que según cifras oficiales durante estos 4 años ha oscilado entre en una tasa anual promedio de 2 a 2.5% del mismo indicador, un aumento en la deuda pública del 10.5 puntos del PIB, llegando a casi el 50% del PIB, el precio del dólar paso de rondar los 12 pesos durante 2012, hasta superar los 19 pesos en algunos momentos de este 2016, sólo por mencionar algunas.

Pero ¿Cuál fue “la gota que derramó el vaso”? Sin duda la visita del candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos de América, Donald Trump, quien demostró, una vez más, su desprecio a la comunidad latina y particularmente a los mexicanos, y que en su paso por los pinos embistió a la figura presidencial con un discurso que dejaba muy claro su posición en la construcción de un muro fronterizo el cual sería pagado por todos nosotros. Videgaray estuvo detrás de esa decisión que sólo logró aumentar el sentimiento de humillación e indignación en el pueblo mexicano.

FOTO: animalpolitico.com

¿Y ahora qué sigue? ¿Videgaray Caso estará ahora destinado a operar el Estado de México?Recordemos que las últimas encuestas ponen al partido hegemónico en aprietos frente a perfiles comoJosefina Vázquez Mota en un preludio de lo que se avecina en 2018. ¿Se quedará en “la banca”? Eso se verá en el corto plazo, pero lo que se puede afirmar, a través de este movimiento en la estructura presidencial, es como Videgaray ve esfumarse sus posibilidades a ser candidato dentro de dos años.

Next ArticleEntrevista en Efekto Noticias sobre servicios como Uber, sobrerregulación y activación del Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón