La ALDF y el agotamiento del modelo político

El martes de la semana pasada, se instaló en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la VII Legislatura, y en ella, el día jueves el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, presentó su informe de gestión y cada coordinador parlamentario fijó su postura al respecto. Con su pronunciamiento, cada partido político mostró su postura ante los retos de la ciudad, pero también, de alguna manera, la visión que tienen de la nueva composición política del poder legislativo local y en general del DF.

Por primera vez en la historia democrática de la Ciudad de México, presenciamos la conformación deuna Asamblea Legislativa donde el partido en el gobierno no tiene mayoría. Académicamente, diríamos que con la perdida de la mayoría en la ALDF, el binomio PRD-GDF tiene ahora un gobierno dividido. Los intereses al interior de la Legislatura se han empezado a mover. Tristemente hemos visto que el recinto de la Asamblea se ha convertido en un auténtico mercado de transferencias como si de fútbol se tratara (http://www.elpoderdelapalabra.com.mx/las-alianzas-del-pan-en-aldf-sera-para-beneficio-de-los-capitalinos-andres-atayde/).

modelo1

Foto: eluniversal.com.mx

En ese contexto, el posicionamiento de los partidos políticos en la sesión del pasado martes 15 de septiembre, cobró mayor relevancia: los diferentes partidos le dijeron al gobierno de la ciudad y a los ciudadanos cómo habrán de actuar. La mayoría de los diferentes posicionamientos presentaron argumentos recurrentes, lugares comunes. Sin embargo, cuatro fueron los que mayor expectativa generaron por su relevancia en el equilibrio de fuerzas: El PRD por ser el partido gobernante; MORENA por ser el principal partido opositor al PRD; PRI-PVEM por ser la coalición en el gobierno federal, y porque cuenta con 11 diputados; y Acción Nacional, que cuenta con 10 asambleístas y que puede inclinar la balanza para un lado o el otro.

En el juego de construir un consenso que aglutine a la mayoría de legisladores para la aprobación de leyes y reformas en la ALDF, Acción Nacional tiene un papel definitorio. Como señaló el coordinador de la bancada local del PAN, Jorge Romero Herrera, este partido tiene la obligación de ser una oposición responsable, que sepa apoyar las propuestas que abonen a las mejoras que la ciudad necesita y que, con la misma fuerza, se oponga a aquellas que vayan en detrimento de la capital y sus habitantes, pues con el número de legisladores con los que cuenta, se convierte en un actor clave para la eficacia con que resulten los trabajos de la VII Legislatura, y un actor necesario para que el GDF pueda transitar su segundo trienio.

Screen-Shot-2015-09-24-at-5.23.25-PM

Foto: Facebook del diputado Jorge Romero

El modelo político del partido dominante, manifestado en el aplastamiento político que sufrió la oposición hasta la legislatura pasada quedó sepultado –en palabras del coordinador de la bancada panista en la ALDF– parece descansar en paz y haber llegado a su término. En adelante, la Jefatura de Gobierno tendrá que consensar, dialogar y negociar con la oposición para no caer en un gobierno capitalino desadaptado a la nueva realidad plural y diversa de la composición política de la Asamblea Legislativa y de las Delegaciones del DF.

El PAN fue el único partido que en la pasada sesión de inicio de legislatura habló concretamente acerca de su quehacer por la Ciudad de México: 1) una oposición responsable, abierta al diálogo, 2) un grupo parlamentario que impulse y represente el sentir de los capitalinos, 3) un grupo con independencia del Gobierno de la Ciudad y el del partido gobernante, que no será comparsa de las propuestas que vayan en detrimento de los habitantes de la capital del país. La responsabilidad del PAN en la ALDF es grande, lograr un equilibrio que favorezca a la ciudad será una tarea difícil, pero que una vez lograda, abrirá una nueva era en la vida política del Distrito Federal.

Next ArticlePosicionamiento del Dip. Andrés Atayde en comparecencia del titular de la Secretaría de Finanzas del DF