Iniciativa de Ley por el que se reforman los Artículos 146 y 147 Del Código Fiscal de la CDMX 

Históricamente, los sorteos han sido vistos como actividades con fines primordialmente económicos, ajenos a las causas de interés público, que no contribuyen al desarrollo del individuo ni al fortalecimiento de la sociedad, sin embargo, en párrafos subsecuentes se podrán evidenciar algunos aspectos que nos ayudarán a identificar su importancia e impacto social principalmente en los casos de sorteos organizados por instituciones educativas.

Los sorteos organizados por instituciones educativas tienen como propósito la obtención de recursos para  la promoción e impulso de acciones orientadas a la consolidación de proyectos, programas y en general todo aquello que apoye el desarrollo de nuestro país desde el sector educativo, pues tal como lo han señalado diversos actores del sector educativo, el gobierno no puede ser autosuficiente, es necesaria de muchos más participantes – que desde la sociedad civil – se involucren para generar el impacto y progreso necesario en materia educativa. 

De ahí que, en los últimos años, los sorteos realizados por instituciones se han convertido en una importante fuente de ingresos que contribuyen a la causa educativa a nivel nacional, con apoyo de la sociedad civil se construyen programas de trascendencia social que van más allá de la obtención de un premio.

Es por ello que los sorteos de instituciones educativas requieren un tratamiento específico que los distinga de aquellos celebrados por instituciones de diferente naturaleza como son los casinos, casas de apuesta, hipódromos y galgódromos, quienes organizan sorteos con un fin preponderantemente lucrativo.

Esta iniciativa propone un cambio de legislativo que permita a los sorteos realizados por estas instituciones educativas fortalecer su propósito, sustentabilidad y potencializar sus alcances de apoyo.

En nuestro país, los sorteos realizados por instituciones educativas surgen a principios del siglo XX, tenían como propósito generar recursos que permitieran consolidar sus capacidades de operación y otorgar apoyos a estudiantes de bajos recursos económicos.

En la mayoría de los casos los recursos obtenidos por sorteos educativos han sido dirigidos a programas de becas, fortalecer capacidades de operación, ampliación de cobertura e impulso a programas sociales.

Con el paso de los años, este tipo de sorteos, se han convertido en una importante herramienta para la sustentabilidad de proyectos y programas que fortalecen el sistema educativo en todo el país, pues generan un remanente social a favor de los jóvenes a nivel nacional, además de fomentar la colaboración de la sociedad en sorteos con causas educativas, pues quienes participan buscan apoyar a la educación y al mismo tiempo contar con la ilusión de beneficiarse con un premio. 

Son objeto de esta iniciativa, los sorteos de instituciones educativas que fomentan el fortalecimiento del sistema educativo nacional, a través de su celebración; siempre y cuandola obtiención de recursos se destinan a mejorar las capacidades de la oferta educativa y al otorgamiento de becas a personas con talento, pero sin posibilidades económicas.

Nuestro país tiene un enorme potencial de desarrollo y la palanca más grande para conseguirlo son nuestros jóvenes, por ello es nuestro deber apoyar e impulsar su talento, a través de la educación.

La educación es la inversión del gobierno que verdaderamente transforma vidas, mejora comunidades y disminuye las enormes desigualdades; generando dividendos para el futuro del país; por ello se requiere encontrar nuevas formas de colaboración entre universidades, sociedad civil y gobierno, para generar fuentes alternas de recursos económicos, que nos permitan atender el reto educativo, lo anterior da origen de los Sorteos Universitarios.

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) tiene 179 universidades adheridas, de las cuales menos del 10% realizan algún sorteo, generando alrededor de 250 millones de pesos de remanente social. Por ello, si todas las universidades realizaran sorteos, se tendría un potencial de generación de recursos de más de dos mil millones de pesos; recursos que apoyarían al gobierno en la tarea de fortalecer el sistema educativo nacional. Las universidades que realizan sorteos, destinan ese remanente social a programas de becas, infraestructura física, tecnológica y de investigación.  Hoy son 18 universidades que realizan Sorteos y desde el 2008 comparten las mejores prácticas para impulsar la captación de recursos.

En el año 2015, las Universidades Anáhuac, BUAP, ITESM, ITSON, UABC, UMM, UPAED, UV realizaron 22 sorteos educativos, los fondos obtenidos fueron utilizados para mejoramiento de infraestructura educativa, investigación y becas, con esto se logró un beneficio directo para 406,664 estudiantes.

Las instituciones educativas a través de los sorteos educativos:

  • Generan fondos con remanente social
  • Generan conciencia social
  • Promueven la filantropía
  • Generan identidad con causa
  • Generan esperanza de ganar
  • Propician la movilidad social
  • Impulsan el desarrollo económico
  • Coadyuvan en el fortalecimiento de capacidades educativas

Ejemplo de lo anterior es que, con la participación de la sociedad civil, en este tipo de sorteos se construyen programas de trascendencia social que van más allá de la obtención de un premio, tanto por el desarrollo de capacidades institucionales como por el impulso a las personas de escasos recursos para desarrollarse de manera integral.

Desafortunadamente es complejo realizar sorteos, ya que incentivar la cultura filantrópica de una comunidad a través de la participación en sorteos, requiere una construcción de largo plazo. Además de la dificultad que implica la regulación federal y los altos costos que se imponen a nivel estatal.

En la última década, universidades e instituciones de apoyo social han intentado o dejado de realizar sorteos, entre ellas algunas: Universidad de Guadalajara, Universidad para la Comunidad (UNICO), Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Universidad del Valle de Atemajac, Universidad de Monterrey, Universidad de Colima, Instituto Politécnico Nacional, Universidad Iberoamericana, Universidad Autónoma de Querétaro, Universidad Autónoma de Zacatecas, Universidad del Valle de México, Universidad Autónoma del Estado de México, entre otras.

En el sistema jurídico mexicano la celebración de sorteos se encuentra regulada en la Ley Federal de Juegos y Sorteos (LFJS) y el Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos, dicha regulación es de naturaleza federal, por lo tanto, será la Secretaria de Gobernación la autoridad responsable de autorizar su celebración y verificar el cumplimiento de la normatividad.

La LFJS fue publicada el 31 de diciembre de 1947 y no ha sido reformada hasta el día de hoy, aunque se han presentado al Congreso diversas propuestas para redactar una nueva Ley de Juegos o reformar la vigente.

El marco regulatorio vigente no distingue, ni da un tratamiento distinto a los sorteos realizados por instituciones educativas o cualquier otro, por lo que es necesario actualizar el marco regulatorio, de tal manera que se distingan claramente los Sorteos Universitarios de otros juegos o Sorteos con fines de lucro. Dado que la naturaleza, operación y propósito de éstos es diferente a juegos y sorteos de particulares, en especial casinos, se requiere crear políticas públicas que distingan a los Sorteos Universitarios de aquellos celebrados por organizaciones de diferente naturaleza, y así impulsar a las universidades y a la sociedad civil que participa en sus sorteos a continuar contribuyendo a la educación.

Es importante destacar que, a nivel federal, se exenta del pago de participaciones a instituciones educativas, con fundamento en los artículos 5 y 6 de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. 

A nivel estatal 15 de las 32 entidades federativas no gravan o bien exentan del impuesto a la enajenación y distribución de los Sorteos a las instituciones educativas sin fines de lucro, diferenciándolas del resto de juegos y sorteos con propósitos empresariales, con esta regulación se impulsa la captación de fondos a través de sorteos con enfoque social en beneficio de la sociedad en su localidad.

Entre esos estados se encuentran: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Veracruz y Yucatán.

De lo anterior, se puede identificar que la mayoría de las entidades del país en sus Códigos Fiscales o Leyes de Hacienda Estatal establecen obligaciones fiscales a quienes organicen o celebren sorteos, sin que se haga distinción entre los celebrados por instituciones educativas y los realizados por casinos.

El Código Fiscal del Distrito Federal en su artículo 145 establece que los sujetos obligados al pago del impuesto por concepto de loterías, rifas, sorteos y concursos serán las personas físicas y morales que en el Distrito Federal:  

  1. Organicen o exploten loterías, rifas, sorteos, juegos con apuestas permitidas aun cuando no se cobre el derecho de participar en los mismos.
  2. Obtengan premios derivados o relacionados con las actividades anteriormente descritas
  3. Distribuyan o vendan los billetes, boletos, contraseñas o instrumentos que permitan participar en dichos eventos. 

Asimismo, el artículo 146 del citado instrumento se determina que los organismos exentos del pago de impuestos derivados de la organización de loterías, rifas, sorteos juegos con apuestas permitidas, así como de la distribución o venta de billetes, boletos o cualquier otro instrumento semejante que permita la participación en dichos eventos serán únicamente: la Federación, el Distrito Federal, los Estados, los Municipios, el Patronato del Ahorro Nacional, la Lotería Nacional para la Asistencia Pública y Pronósticos para la Asistencia Pública.

Tomando en cuenta los antecedentes antes expuestos, se considera importante y necesario que sean incorporados en los supuestos de excepción a los sorteos realizados por instituciones educativas, en virtud del potencial beneficio referido, siempre y cuando dichos recursos se destinen a la instrucción educativa.

Existen algunos antecedentes, como los previstos en el Código Financiero del Estado de México que en su artículo 66 establece:

Quedan exentas del impuesto: “Las sociedades o asociaciones de carácter civil que se dediquen a la enseñanza, con autorización o con reconocimiento de validez oficial de estudios en los términos de la Ley General de Educación, así como las Instituciones creadas por ley o por decreto presidencial, cuyo objeto sea la enseñanza, cuando estén autorizadas para recibir donativos deducibles en los términos de la Ley del Impuesto sobre la Renta, siempre que  los ingresos obtenidos se destinen a los fines propios de su objeto social, no se otorguen a persona alguna beneficios sobre el remanente distribuible y que al momento de su liquidación y con motivo de la misma, destinen la totalidad de su patrimonio a entidades autorizadas para recibir donativos deducibles.”

Con el fin de realizar un análisis comparado que permita una visión completa y argumentos suficientes para el análisis de la presente iniciativa el siguiente apartado tiene como objetivo identificar la forma en la que se regula este tipo de impuestos en otros Estados de la República Mexicana.

      1. Baja California

Así como el Código Fiscal de la Ciudad de México tiene un apartado específico para regular los impuestos derivados de actividades como: rifas, sorteos, loterías y juegos de apuesta permitida, el Estado de Baja California establece en su ley de Hacienda, dentro de los artículos 156-8 a 156-14 los supuestos normativos que originan la imposición de gravámenes correspondientes por dicha materia.

De ahí que la ley de Hacienda determine que están obligados al pago del impuesto sobre loterías, rifas, sorteos, juegos permitidos y concursos, las personas físicas o morales que organicen dichas actividades, aun cuando no se cobre cantidad alguna por su participación. Asimismo, establece que aquellos que obtengan los premios derivados o relacionados con las actividades mencionadas también serán sujetos al pago del impuesto correspondientes.

No obstante, el dicho instrumento hace una distinción respecto a los sujetos pasivos, que a nuestro parecer es fundamental para la consideración de la presente iniciativa, ya que se determina que NO pagarán el impuesto por dichos conceptos; aquellos organismos o instituciones de enseñanza con reconocimiento de validez oficial de estudios, de asistencia o de beneficencia, debidamente autorizada por las leyes de la materia, así como la Federación, los Estados, los Municipios, la Lotería  Nacional para la Asistencia Pública, Partidos Políticos Nacionales y las loterías, rifas, concursos en donde los premios sean Bonos del Ahorro Nacional.

      1. Baja California Sur

Por otro lado, la Ley de Hacienda del Estado de Baja California Sur divide en dos secciones el capítulo referente al pago de impuestos en materia de apuestas y sorteos. La primera de ellas contempla el impuesto producto de la obtención de premios derivados de loterías rifas, sorteos y concurso, mientras que las segunda determina la carga tributaria por la prestación de servicios de juegos con apuestas y concursos.

Del primer apartado, es importante destacar que los ingresos provenientes de premios derivados de loterías, rifas, sorteos o concursos que sean donados por el contribuyente a instituciones de beneficencia y asistencia social ubicadas en el Estado de Baja California Sur, estarán exentas del pago de este impuesto hasta por el monto de lo donado.

Asimismo, en la segunda sección se declara que son objeto del impuesto por la prestación de servicios consistentes en juegos con apuestas aquellas personas físicas, morales o unidades económicas sin personalidad jurídica, independientemente de que se trate de administradores, organizadores o anfitriones que realicen las actividades mencionadas en el territorio del Estado.

Sin embargo, en esta legislación también se hace una distinción entre los sujetos pasivos obligados al pago de impuestos por la prestación de servicios de juegos con apuestas y concursos, exentando del mismo a los organismos o instituciones de enseñanza con reconocimiento de validez oficial de estudios, de asistencia social o beneficencia, debidamente autorizadas por las Leyes de la materia.

      1. Jalisco

En el Estado de Jalisco de acuerdo al artículo 8 de la Ley de Ingresos del Estado de Jalisco para el Ejercicio Fiscal 2017 quedan exentas del pago al Impuesto sobre enajenación y distribución de boletos de rifas y sorteos las sociedades y asociaciones de carácter civil que se dediquen a la enseñanza, con las condicionantes de que: los ingresos obtenidos se destinen a fines propios de su objeto social, que sería el apoyo a la labor educativa y que tampoco se  otorguen a persona alguna beneficios sobre el remanente distribuible.

Adicionalmente, fue reformado el artículo 65 de la Ley de Hacienda del Estado para establecer que se exceptúan del pago del impuesto sobre enajenación de boletos de rifas y sorteos a las sociedades o asociaciones de carácter civil que se dediquen a la enseñanza y que cuenten con el Registro de Validez Oficial de Estudios, siempre que los recursos obtenidos se destinen para para el apoyo de la instrucción educativa.

Sin duda, las disposiciones referidas son un claro ejemplo de voluntad política y responsabilidad social, pues contribuyen a que se abran mayores oportunidades educativas para jóvenes con talento, a través de los sorteos realizados por instituciones educativas.

RAZONAMIENTOS SOBRE SU CONSTITUCIONALIDAD Y CONVENCIONALIDAD

PRIMERO.- Con fundamento en los artículos 122 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 42 fracción IX, 46 fracción I, 48 y 49 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal; 10 fracción I, 17 fracción IV, 88 fracción I, 89 primer párrafo de la Ley Orgánica de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; 85 fracción I, 86 del Reglamento para el Gobierno Interior de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, llevo a consideración de este H. Recinto Legislativo la INICIATIVA DE LEY CON PROYECTO DE DECRETOPOR EL QUE SE REFORMAN LOS ARTÍCULOS 146 Y 147 DEL CÓDIGO FISCAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO.

SEGUNDO. – Con el propósito de garantizar el respeto, observancia y hacer efectivo el derecho humano se realizó una reforma constitucional al segundo párrafo del artículo 3, efectuando una referencia de los derechos humanos como valor que la educación para desarrollar:

La educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente, todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia.

Con esto se sitúa a los derechos humanos como eje y directriz de la educación, así como un componente fundamental de la acción educativa, permitiendo incorporar la perspectiva de derecho a la educación. La educación como derecho humano, es un derecho de las personas y una obligación de las autoridades, solo de esta manera se funda un modelo de sociedad y de persona de conformidad con lo establecido en la normatividad constitucional y del derecho internación de los derechos humanos.

La educación como derecho humano, posee dos características importantes un derecho y un deber. El derecho como potestad de gozar de los bienes de la sociedad de que el individuo es parte, y la obligación para hacer posible los beneficios de la misma sociedad.

De esta manera los sorteros de las instituciones educativas fomentan el fortalecimiento del sistema educativo nacional y de los derechos humanos al acceso a la educación, pues a través de su celebración se reciben recursos que son destinados a la mejora de las capacidades de la oferta educativa, como el otorgamiento de becas a personas de recursos limitados, pero con la capacidad y el talento de emprender.

ORDENAMIENTOS A MODIFICAR

Se modifican los artículos 146 y 147 del Código Fiscal para la Ciudad de México.

TEXTO NORMATIVO PROPUESTO

PRIMERO.-Se reforman los artículos 146 y 147 del Código Fiscal de la Ciudad de México.

Next ArticleUrge Dip. Andrés Atayde exentar de pago de impuestos por concepto de sorteos a instituciones educativas de la CDMX