Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se reforma la Ley de Movilidad para el Distrito Federal en materia de obligatoriedad de realización del curso de manejo

OBJETIVO DE LA PROPUESTA

La prioridad única de la presente propuesta con proyecto de decreto de esta iniciativa, es que el conductor o el futuro conductor estén capacitados, toda vez que sería buscar la obligatoriedad de llevarlos a realizar su curso de manejo, tanto para aquellos que estén próximos a conducir por primera vez, como a todos aquellos que ya lo hayan hecho, pero tengan que reincidir en realizar el curso porque haya perdido o les hayan sido robadas las licencias de conducir o se les hayan suspendido.

Con ello lograremos acercar más al conductor a una capacitación obligatoria y con mayor recurrencia, debiendo estar conscientes al reforzar conocimientos y coerciblemente estarían realizando una “pena” al tener que pagar su curso e ir a realizarlo.

Asimismo, se definió correctamente las necesidades que merece una Ciudad con conductores actualizados y consientes, llevando ello al tenor del siguiente:

PLANTEAMIENTO

PRIMERO: Los altos índices de siniestros con automóviles implicados han sido una muestra de la falta de regulación en cuanto a la expedición de Licencias y Permisos para Conducir, hecho que genera la poca capacitación de los automovilistas, que sería obligación de la autoridad competente otorgarla, a efecto disminuir la tasa de los ya mencionados índices.

SEGUNDO: La siguiente modificación busca fomentar la cultura vial en los ciudadanos, dándoles a conocer todos sus derechos y obligaciones que señala la Ley de Movilidad del Distrito Federal, con lo que será necesario acreditar la evaluación que se establezcan.

La presente evolución de los conductores de vehículos, conllevara beneficios a todos los ciudadanos, ya que no podrán solicitar que se le emita o renueve su Licencia de Manejo o Permiso sin tener acreditada dicha evaluación, obligando a los automovilistas y a las escuelas encargadas de emitir estos certificados la actualización y la capacitación, y derivado de esto los conductores contaran con las herramientas necesarias para un mejor desarrollo vehicular.

TERCERO: Sumando opiniones en respecto, llegamos a un sistema de normas jurídicas perfectamente elaboradas que dan pauta a un ordenamiento para que el ciudadano alcance un orden en las calles de la ciudad, sin importar su rol como peatón, como ciclista, como automovilista o como usuario de los diversos medios de transporte; encontrando en la ley las diversas sanciones correspondientes a cada caso en el que violente la norma aplicable.

CUARTO: Por tal virtud buscamos lo propio para el capítulo de la obtención de Licencias y Permisos, donde se observan atribuciones que podrían estar mejor definidas, ya que se tiende a lo ambiguo y confuso. Siendo que las leyes deben ser claras y consistente en una idea que se desarrolle de manera entendible y sin confusiones en donde se pueden presentar a malas interpretaciones. Por ello manifestamos la posible reforma en donde corregimos la insuficiencia gramatical y mejorando la semántica, y no sólo eso, también presentamos una propuesta que lleve a la implementación del requisito para la implementación de volver a realizar el examen de conducir a todos aquellos que por pérdida se queden sin licencia, para así poder actualizar a los conductores a las nuevas reformas que atraviesa la Ciudad en temas de movilidad.

CONSTITUCIONALIDAD

Con fundamento en los artículos 122, Apartado C, Base Primera, fracción V, incisos b), c) e) de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 42, fracción XII, 46 fracción I del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal; 10, fracción I, 17 fracción IV, 88 fracción I, 89 párrafos primero y segundo de la Ley Orgánica; 85 fracción I y 86 primer párrafo del Reglamento para el Gobierno Interior, llevo a consideración de este H. Recinto Legislativo la presente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 65, 68 y 229 de la Ley de Movilidad para la Ciudad de México. Queriendo preservar en esta iniciativa la conducta de una vialidad con orden, incrementar la responsabilidad de los conductores al tener que realizar los exámenes respectivos para que ese estado de conciencia renazca cada que tomen dichos cursos y sus debidas certificaciones; por ello, a lo que con el debido respeto comparezco y expongo los:

ORDENAMIENTOS  A  MODIFICAR

Se reforman los artículos 65, 68, 69 y 229 de la Ley de Movilidad del Distrito Federal.

TEXTO  NORMATIVO  PROPUESTO

PRIMERO.- Se reforma el artículo 65 de la Ley de Movilidad de la Ciudad de México, para quedar como a continuación se propone:

Artículo 65.- Para la obtención de licencias o permisos para conducir de cualquier tipo por vez primera, así como su expedición por pérdida o robo, será necesario acreditar las evaluaciones y los cursos que la Secretaria certifica, además de cumplir con los demás requisitos que señala está Ley y demás disposiciones jurídicas y administrativas aplicables.

SEGUNDO.- La adición de un nuevo párrafo del artículo 68, sin causar detrimento a los anteriores ni el sentido de estos, para quedar como a continuación se expone:

Artículo 68.- La Secretaría suspenderá en forma temporal el uso de licencia o permiso para conducir, por un término de seis meses a tres años, en los siguientes casos:

I. Si el conductor acumula tres infracciones a la presente Ley o sus reglamentos en el transcurso de un año;

II. Cuando el titular de la misma haya causado algún daño a terceros o a sus bienes sin resarcirlo, al conducir un vehículo;

III. Por un año cuando el titular sea sancionado por primera ocasión por conducir un vehículo en estado de ebriedad, quedando obligado el infractor a someterse a un tratamiento de combate a las adicciones que determine su rehabilitación en una institución especializada pública o privada; y

IV. Por tres años cuando el titular sea sancionado por segunda ocasión en un periodo mayor a un año, contado a partir de la primera sanción por conducir un vehículo en estado de ebriedad, quedando obligado el infractor a someterse a un tratamiento de combate a las adicciones que determine su rehabilitación en una institución especializada pública o privada.

El titular de la licencia o permiso cancelado, quedará impedido para conducir vehículos motorizados en el territorio del Distrito Federal con licencia o permiso para conducir expedido en otra entidad federativa o país.

El conductor que infrinja el párrafo anterior, se le impondrá una sanción de ciento ochenta veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México vigente y se remitirá el vehículo al depósito vehicular.

El titular de la licencia o permiso suspendido quedará obligado a acreditar los cursos y exámenes referidos en el artículo 65 al término de la suspensión temporal en cualquiera de los casos mencionados.

TERCERO.- La adición de la fracción VI del artículo 69, donde se implementa un nuevo supuesto de no otorgar la reexpedición de licencia, que quedaría como a continuación se expone:

Artículo 69.- A ninguna persona se le reexpedirá un permiso o licencia para conducir en los siguientes casos:

I. Si el permiso o licencia para conducir está suspendida o cancelada;

II. Cuando la Secretaría compruebe que el solicitante ha sido calificado de incapacitad mental o física que le impida conducir vehículos motorizados y no compruebe mediante certificado médico haberse rehabilitado. Entendiendo que, en caso de discapacidad física, la movilidad en vehículos motorizados podría superarse con adaptaciones de diversa índole que permitan conducirles de forma segura y eficiente. La incapacidad mental sólo podrá avalarse por autoridad facultada para ello;

III. Cuando presente documentación falsa o alterada o proporcione informes falsos, en la solicitud correspondiente;

IV. Cuando le haya sido cancelado un permiso o concesión por causas imputables a su persona; 

V. Cuando así lo ordene la autoridad judicial o administrativa;

VI. Cuando se hayan saneado cualquiera de todos los supuestos de las anteriores fracciones y el conductor no haya realizado el curso de manejo como lo exigido en el artículo 65 de la presente Ley.

CUARTO.- La adición de un nuevo párrafo del artículo 229, sin causar detrimento a los anteriores ni el sentido de estos, para quedar como a continuación se expone:

Artículo 229.- Será responsabilidad de la Secretaría definir los alcances y contenidos de los cursos de manejo para todo aquel que aspire a obtener por primera vez una licencia o permiso, así como a los conductores con licencia suspendida, para conducir un vehículo motorizado en el Distrito Federal.

Además, llevará un registro de la capacitación impartida a conductores y aspirantes a conductores y certificará a los aspirantes a obtener licencia o permiso por primera vez y/o a los conductores con la licencia suspendida y/o extraviada.

Next ArticleDiscriminación, violencia y cultura