Fundamental contar con claridad metodológica, censal, informativa y presupuestal en los cambios realizados a la medición de pobreza del INEGI: Dip. Andrés Atayde

En el marco de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos por Hogar (ENIGH) y el Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS) del INEGI, insumo informativo del que se sirve el CONEVAL para realizar las mediciones de pobreza, el presidente de la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa del DF, Andrés Atayde Rubiolo, señaló que debe haber claridad metodológica, censal, informativa y presupuestal, toda vez que esta medición es fundamental para dar seguimiento al comportamiento de la pobreza y, en general, del desarrollo económico de México. 

Al argumentar respecto a un punto de acuerdo en el que se emitió un extrañamiento al titular del INEGI, Julio Alfonso Santaella, por las modificaciones realizadas respecto a la medición de la pobreza, Atayde Rubiolo indicó que los cambios “arbitrarios, unilaterales e irresponsables” en la metodología hacen de la labor comparativa de la pobreza una imposibilidad, que arrastra consigo años de estudio sobre su erradicación.

“El INEGI y en consecuencia el CONEVAL nos han dejado completamente desprotegidos en términos de cobertura informativa, derivado de una mala coordinación y comunicación institucional. Como instituciones, su credibilidad resulta fundamental, no solo en el funcionamiento interno de la vida pública de México sino también en el plano internacional”, destacó.

En tribuna, explicó que los indicadores, las mediciones y la información que vierten estas dos instituciones son un marco de referencia a nivel mundial, vuelve al país comparable en distintos contextos con diferentes latitudes, al tiempo de posicionarlo como sujeto de beneficios a nivel internacional, además de formar parte de las dinámicas de organizaciones como el Banco Mundial o programas de trabajo de las Naciones Unidas. 

Expuso que los recursos denominados Aportaciones, o del Ramo 33, se distribuyen entre las entidades federativas de forma tal que se cumplan objetivos específicos, como puede ser apoyar a los sistemas de salud, educación, seguridad pública local, y en general a las finanzas de las entidades y los municipios o demarcaciones territoriales.

“Entre estos recursos, el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, compuesto por el 2.53 por ciento de la Recaudación Federal Participable, está destinado exclusivamente a la creación de obras en inversiones que beneficien directamente a la población que se encuentra en situación de extrema pobreza. Para el año 2016, el Presupuesto de Egresos de la Federación asignó a la Ciudad de México un monto total de 820 millones de pesos”, informó.

En este sentido, el legislador de Acción Nacional alertó que dado que la fórmula de distribución de este fondo se compone por mediciones de extrema pobreza y carencias sociales, generada por el CONEVAL a partir de la recolección de información del INEGI, por medio de la incorporación a dicha encuesta, que para 2015 fue anunciado un cambio de metodología que lo hace incompatible con las demás muestras, además de mostrar que los resultados obtenidos por analistas y académicos, reportarían grandes y artificiales reducciones en los distintos niveles de pobreza, hacen esperar cambios en la distribución de recursos de este Ramo, sin poder determinar al momento sus dimensiones. 

Por lo anterior, Andrés Atayde dijo que respalda la decisión del Director del CONEVAL, Gonzalo Hernández Licona, de no emitir sus resultados de medición de pobreza hasta que INEGI no elabore un producto comparable con los ejercicios anteriores. Asimismo, sostuvo que las implicaciones nacionales e internacionales que tiene el haber modificado la metodología debieron ser previstas.

“Lo que no es medible no es mejorable, por ello buscamos dejar en claro que seguiremos salvaguardando el equilibrio presupuestal en términos de las implicaciones que cualquier factor de medición pudiera tener sobre las finanzas públicas de los habitantes, sobre todo aquellos en situación de vulnerabilidad y pobreza, de esta Ciudad Capital”, concluyó.

Next ArticleLa política de estacionamientos en la CDMX