El deporte y los jóvenes en México

Un peso invertido en deporte puede ahorrarle al Estado varios pesos en tratamientos contra adicciones y delitos. El deporte es un instrumento importante como “medicina preventiva” y una estrategia fundamental en la prevención del delito y de la violencia. Al respecto, es suficiente con ver la problemática que enfrentan los jóvenes en México, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública de 2014, 32% de ellos fueron víctimas de un delito, y de acuerdo a los datos de esta misma encuesta del año 2012, en 2011 habían 160 mil 727 personas procesadas por la comisión de diversos delitos, 74 mil 925 eran jóvenes entre 18 y 29 años, lo que representó al 46% de la población carcelaria del país.

Conforme al último CENSO del INEGI, 60.5% del total de los delitos han sido perpetrados por personas jóvenes. Según las Estadísticas de mortalidad del mismo Instituto, en México, el homicidio es la principal causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años. La edad promedio en que los jóvenes prueban por primera vez una sustancia psicoactiva de inicio (alcohol o tabaco) es a los 14.5 años.

Adicionalmente, la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes 2014, reveló que el 50 por ciento de los jóvenes encuestados consumen bebidas alcohólicas, siendo la cerveza, la preferida entre estudiantes de secundaria y bachillerato; la segunda droga legal más ingerida es el tabaco, de los 191 mil 880 alumnos encuestados, al menos el 52 por ciento de ellos ha fumado alguna vez en su vida, de estos el 23 por ciento se convirtieron en fumadores diarios; en el tercer lugar se encuentra la marihuana, la cual es consumida por el 12 por ciento de los encuestados. Aunque las cifras son alarmantes por la edad en que los adolescentes prueban los estupefacientes, no es hasta la llamada adolescencia madura (20-25 años) que el consumo de estos productos son más recurrentes entre ellos.

De acuerdo al estudio denominado“Participation in School Sports: Riskor Protective Factor for Drug Use Among Students?, existen claros indicios de cómo el deporte aleja a los jóvenes de las drogas. Existe una correlación negativa muy grande entre ser deportista y ser dependiente del consumo de sustancias psicoactivas.

Los distintos deportes y las actividades culturales juegan un rol primordial en la generación de beneficios sociales. Muchos de estos beneficios son difíciles de valorar, y por tanto han sido objeto de desatención en las discusiones sobre la mejor manera de asignar los recursos escasos. El apoyo a los deportistas no debe ser cuando están consagrados, sino cuando inician y demuestran su talento. Resulta preocupante, pero hace falta promover la cultura deportiva, generando políticas públicas que propicien los espacios para su desarrollo.

Publicado originalmente en The Mexican Times.

Next ArticleNecesario promover campaña de valores en el Metro para mejorar la experiencia de traslado: Dip. Andrés Atayde