Cuestión de familias

Según la Encuesta Nacional de los Hogares 2014, que realizó el INEGI, poco más del 90 % de los hogares en el país, tiene una composición familiar, es decir entre sus integrantes hay una relación de parentesco con el jefe del hogar. Los hogares en México están integrados por alrededor de 4 personas. La encuesta arroja otros datos, por ejemplo, que en 8 de cada 10 hogares el jefe de familia es un hombre, mientras que el 22 % de los hogares mexicanos tienen una mujer por jefa de familia.

Por otra parte, el 18.5 % son hogares monoparentales, lo que quiere decir que son dirigidos solo por un solo jefe, hombre o mujer. La Ciudad de México concentra el mayor número de este tipo de hogares con un 24 %. Del total de estos, los hombres encabezan un 16 % frente al 88 % encabezados por mujeres. Según el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (en su Ilustración de las familias en México), apenas un 0.6 % de los hogares en México son homoparentales. Otro dato que habla de las familias en el país es la de sus ingresos económicos. Las familias “tradicionales” cuentan con una percepción económica que ronda los 11 mil 307 pesos, frente a los 14 mil 685 en promedio que perciben los hogares homoparentales.

Sin embargo, existen otras realidades, las de las familias donde no hay papás o mamás, las familias donde el papel de la crianza es asumida por los abuelos, por los tíos, etcétera. Las familias que por emigración o por la violencia han tenido que modificarse. Razones, muchas, como muchos son los modelos que actualmente componen el cuadro de las familias en el país.

Bajo la excusa de que en la Constitución no se contempla la “protección” de la célula básica de la sociedad en México, o sea, la familia, el Consejo Mexicano de la Familia ha presentado una propuesta de reforma al artículo 4º de la Carta Magna, a fin de definir a la familia como aquella formada por un hombre y una mujer que habiendo tenido hijos, gocen del derecho a educarlos, etcétera. Una definición que no contempla la realidad de las familias mexicanas, como las monoparentales, las encabezadas por abuelos, o familiares, deja de fuera, por principio, a los diferentes modelos de familia, bajo la consigna de tener “una” definición que garantice la seguridad de “la familia”, deja fuera a casi una cuarta parte de los hogares mexicanos, los encabezados por mujeres, entre otros.

Al respecto, el presidente de esta organización, señaló que “No queremos imponer nada a nadie. Tenemos nuestra forma de pensar, de ver las cosas”, menos mal, porque las cifras hablan por sí solas, y ellas dicen que en México no hay una sola forma de familia, hay muchas.

Publicado originalmente en: The Mexican Times

Next ArticlePunto de Acuerdo por el que se exhorta a hacer públicos los montos y la relación de los deudores por concepto de derechos de piso y deudores de pago de agua dentro de los 329 mercados de la Ciudad de México y que rindan un informe detallado sobre la renovación del empadronamiento gratuito anual desde 2011 hasta 2016