Aprueba ALDF Paquete Económico para la CDMX 2017

El Presidente de la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa del DF, celebró que en el Paquete Económico 2017 para la Ciudad de México no se contemplan incrementos en las tasas impositivas, reclasificaciones a la alza para agua y predial ni se crearon nuevos impuestos, compromiso que, dijo, sostendrá mientras se encuentre al frente de este órgano de trabajo.

Tras la aprobación de la Ley de Ingresos, Presupuesto de Egresos, Código Fiscal y Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente, Atayde Rubiolo resaltó la responsabilidad en la construcción de estos documentos, toda vez que se tomaron en cuenta factores endógenos que podrían afectar la economía de los capitalinos, además de tomar las consideraciones necesarias para no poner en riesgo aspectos como programas sociales, inversión en infraestructura productiva, seguridad, salud, movilidad y desarrollo económico.

Al fundamentar la Ley de Ingresos para la Ciudad de México, el diputado del Grupo Parlamentario del PAN sostuvo que para 2017 se tiene una cifra histórica, ya que la diferencia entre lo aprobado para el Ejercicio Fiscal 2016 y el del año entrante es de 23 mil millones de pesos, quedando en 204 mil millones 17 pesos, es decir, 14 mil 500 millones de pesos más que el promedio de incrementos que se dieron del 2010 al 2017.

“Del total de ingresos contemplados para la Ciudad de México, por disposición del Artículo 5° de la Ley de Disciplina Financiera, se colocan en el Artículo 4° Transitorio todos aquellos recursos que no se habían contemplado en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, es decir, un total de 5 mil 34 millones de pesos, que incluyen rubros como el Fondo de Capitalidad, Fondo Metropolitano, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y las Ampliaciones de Cultura, entre otras”, destacó.

En tribuna, indicó que, con respecto a los Ingresos de Origen Federal, entre Participaciones y Aportaciones, se contempla tener 97 mil 921 millones de pesos, representando un 48 por ciento del total, con lo que, dijo, se demuestra que la capital es la entidad que menos depende de la Federación.

Respecto al Código Fiscal, explicó que se sustituyen todos los casos que mencionan al Distrito Federal para actualizarlos a Ciudad de México, además se contempla un nuevo sistema de mediación fiscal en los procedimientos que se llevan a cabo entre la Secretaría de Finanzas y los contribuyentes, el cual se aplicará a partir de 2018, pero que se utilizará en 2017 para generar los procedimientos y reglas para su posterior implementación.

“Se mantiene la figura de la afirmativa ficta, dotando de mayores elementos a los contribuyentes para su legítima defensa ante la hacienda pública. Se contempla la regularización al pago del impuesto por hospedaje a las aplicaciones que funcionan como intermediarios para ofrecer dicho servicio. Se genera un esquema ganar-ganar-ganar: gana la Hacienda Pública, gana el usuario, otorgándole certeza jurídica, y gana el intermediario, al formar parte de la economía formal”, apuntó.

Cabe destacar que órganos del gobierno local también presentan un aumento presupuestal, entre las que se encuentran la Secretaría de Obras y Servicios con 25 millones, Secretaría de Desarrollo Social con 140 millones, Secretaría de Finanzas con 331 millones, Secretaría de Movilidad 200 millones, Secretaría de Seguridad Pública con 143 millones 330 mil, Secretaría de Educación con 169 millones 670 mil, Procuraduría General de Justicia con 20 millones de pesos.

Asimismo, se contemplan recursos adicionales para el Sistema de Transporte Colectivo Metro, Vivienda, así como un aumento sustancial para todas las delegaciones.

El legislador de Acción Nacional abundó que 2016 lleva grandes cambios políticos nacionales e internacionales, los cuales, dijo, permean en las decisiones que la ALDF debe tomar para dirigir el rumbo de la ciudad en un difícil escenario económico, por lo que será necesario llevar a cabo modificaciones concretas y mejoras sustanciales. “Se adicionan cambios necesarios para los actuales procedimientos hacendarios de la ciudad y, asimismo, cada uno de ellos conllevan la revisión técnica y jurídica, con tendencia al proyecto de crecimiento que la capital y sus acontecimientos merecen”.

Next ArticleLa herencia de Peña